conciliación familiar vacaciones

Consejos para conciliar en verano tu trabajo con los niños

Comienzan las vacaciones escolares, pero ¿sigues trabajando? Si la respuesta es sí, hoy te queremos dar algunos consejos que pueden ayudarte con la conciliación familiar en vacaciones.

Compaginar el trabajo con las vacaciones de los hijos no es nada fácil, supone sacrificio por parte de los padres y muchas veces también por parte del resto de familiares.

Cómo sabemos que es un tema complicado, hoy queremos darte 10 consejos para poder compaginar mejor tu trabajo con las vacaciones de los niños.

¿Teletrabajo o presencial? Esa es la cuestión


Uno de los factores más importantes a la hora de coordinar la conciliación familiar durante las vacaciones es si tienes que acudir al trabajo presencialmente o puedes teletrabajar.

El teletrabajo te permite poder estar en casa y que tu hijo pueda estar en casa contigo aunque estés trabajando, si es un bebé podrá dormir o entretenerse con juguetes y si es más mayor podrás explicarle tu trabajo y las necesidades que tienes de concentración. Cuando hacemos partícipes a los niños de la situación suelen involucrarse y ayudar en lo posible.

Si, por el contrario, tienes que acudir al trabajo presencialmente, la cosa se complica un poco más, ya que si o si tienes que buscar opciones para que los niños no se queden solos en casa y aburridos.

Hay muchas empresas que son conscientes de las complicaciones que conlleva la conciliación familiar durante las vacaciones de los niños y por ello tienen servicios de guardería u ofrecen la opción del teletrabajo a las personas que lo solicitan, es importante que te informes sobre esto antes de tomar otras decisiones.

¿Cómo compaginar tu trabajo presencial y los niños de vacaciones?


La conciliación familiar en un tema que preocupa a los padres y madres, sobre todo cuando llegan las vacaciones escolares, por eso te traemos 5 consejos para conseguirla.

1. Campamentos de verano

Los campamentos de verano son una muy buena opción para poder conciliar tu vida familiar, estos campamentos suelen durar entre una semana y 15 días en los que tus hijos van a disfrutar muchísimo mientras hacen actividades en la naturaleza y se relacionan con otros niños mientras tú puedes seguir trabajando sin estar preocupada por lo que estarán haciendo.

Los campamentos de verano tienen muchos beneficios para los niños, ya que al no estar en casa, con los padres, desarrollan la socialización con el resto de niños y monitores y favorecen la autonomía.

2. Campus de verano

Los campus de verano también son otra opción cuando los niños aún son demasiado pequeños como para que pasen 1 semana entera fuera de casa.

Estos campus suelen comenzar por la mañana hasta el medio día y algunos durante todo el día hasta la tarde. Esto te permite poder llevarlos antes de entrar al trabajo y recogerlos cuando sales, sabiendo que van a estar cuidados y entretenidos durante todo ese tiempo.

3. Canguro

Si ninguna de estas propuestas te convencen porque crees que tu hijo aún es demasiado pequeño, también puedes contratar a una canguro que cuide de tu pequeño mientras tu estás fuera de casa.

La canguro podrá ir a tu casa y estar ahí cuidando de tu hijo en tu ausencia o si es un poco más mayor podrá llevárselo al parque o a la piscina para que la criatura salga de casa.

Hay muchas páginas por las que puedes contratar personas especializadas en cuidar a niños o puedes incluso preguntar en el colegio antes de que comiencen las vacaciones por alguna persona de confianza que cuide niños.

4. Familia

Si no quieres gastar mucho dinero durante el tiempo que tienes que trabajar y tu peque ya está de vacaciones en la escuela, puedes optar por coordinarte con los abuelos o algún tío o tía que ya estén de vacaciones o también tengan hijos.

Los abuelos siempre han cuidado de los nietos en estas ocasiones, pero tampoco debemos abusar de ellos, ya que necesitan también un descanso, aun así, ellos siempre están dispuestos a ayudar a sus hijos y cuidar de sus nietos con todo el amor.

5. Coordinar vacaciones

Otra opción es coordinar las vacaciones con tu pareja y que uno de los dos se quede con los niños mientras el otro trabaja y viceversa. Esta opción permite también a los progenitores pasar mucho más tiempo con sus hijos, ya que el que se quede a cargo de ellos estará mucho tiempo con ellos y podrán disfrutar y crear lazos más estables.

¿Cómo conciliar niños y teletrabajo durante las vacaciones de verano?


El teletrabajo facilita un poco más la conciliación familiar que el trabajo presencial, al poder estar en casa no tienes que depender tanto de factores externos, aun así, esta ayuda nunca viene mal.

1. Entretenimiento en casa

Si tu trabajo te permite poder estar un poco pendiente de tu hijo, puedes optar por el entretenimiento en casa.

Los bebés pasan la mayor parte del tiempo durmiendo, así que cuando estén despiertos puedes darle algún juguete sensorial para que se entretenga de manera autónoma sin riesgo:

Cocoon’Aire es un centro de juegos en el que tu bebé podrá jugar mientras está tumbado hacia arriba y divertirse con los diferentes accesorios que incluye.

Además, con este centro de actividades el bebé, además de practicar gimnasia, podrá incluso hasta echarse una cabezadita mientras trabajas, ya que el soporte es blandito y cómodo.

centro de juegos entretenimiento conciliacion familiar vacaciones
Ver en Tienda

También puedes optar por juguetes como el teléfono de Sophie con el que tu peque podrá imitarme mientras trabajas, simulando conversaciones, que si aún no ha comenzado a hablar, ¡serán de lo más divertido!

teléfono musical bebé
Ver en Tienda

Este teléfono es musical, así que si tu peque se cansa de imitarte y simular conversaciones podrá activar el modo musical y entretenerse un rato más.

Hay muchos más juguetes que puedes tener como aliado para que tu peque se entretenga mientras tú trabajas, y además fomenten la estimulación temprana. Puedes echar un vistazo en nuestra tienda online.

2. Flexibilidad de horario

En muchas compañías son conscientes de lo que cuesta combinar las vacaciones escolares de los hijos con el trabajo y ofrecen jornadas con horarios flexibles.

Esto te dará la oportunidad de trabajar mientras tu hijo duerme y coordinarte mejor con tu pareja para que podáis trabajar los dos, mientras uno trabaja otro cuida del pequeño y viceversa.

3. Familia

La familia siempre es un apoyo muy grande cuando se tienen hijos y generalmente siempre están dispuestas a ayudar en todo lo posible.

Los tíos y las tías, y más aún si también tienen hijos, pueden ser un gran salvavidas para estos momentos, y seguro que pueden sacrificar un poco de su tiempo para cuidar de tus peques.

También puedes acudir a los abuelos, que intentarán cuidar y entretener a tus peques con todo su amor. Hay que tener en cuenta que la familia está para ayudar, pero no se puede abusar de esta confianza, ya que ellos también merecen su descanso.

4. Campus de verano

Los campus de verano son perfectos para cuando teletrabajas y además tienes jornadas intensivas hasta el medio día, ya que estos campus suelen dar la opción de recoger al niño al medio día o por la tarde.

En estos campus los niños realizan actividades al aire libre, manualidades y juegos con otros niños supervisados y cuidados siempre por monitores con formación.

5. Cuadernillos de verano

Si tus hijos ya son un poco más mayores, nos referimos a niños a partir de los 6 años, puedes ponerlos a «trabajar» como tú con los famosos cuadernillos de verano.

Estos cuadernillos sirven para reforzar durante las vacaciones lo que han aprendido durante el curso, bien sean cuadernillos de matemáticas, de inglés o de escritura.

Hay cuadernillos adaptados para todas las edades y temáticas y estos ocupan parte del tiempo de los niños. Durante los días o semanas que tengas que trabajar puedes pedirle al niño que realice una o dos páginas de estos cuadernillos para que practiquen lo aprendido, ejerciten su mente y se entretengan durante un rato. Así no estarán toda tu jornada laboral con la televisión, Tablet o jugando.

Conclusión

La conciliación familiar sigue siendo un tema pendiente para la mayoría de las familias, cuesta mucho poder coordinarte con tu pareja y con los horarios laborales, pero ¡nada es imposible!

Es verdad que desde la llegada de la pandemia y el teletrabajo han facilitado un poco más el poder compaginar las vacaciones con el trabajo, pero aun así tenemos que seguir avanzando en este tema.

Y tú, ¿cómo compaginas tu trabajo con las vacaciones escolares?

Si nos hemos dejado algún consejo, coméntalo y lo compartiremos con nuestra comunidad.

 

Compártelo com tus amigos
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Resolver : *
24 − 3 =


Ir arriba