vacaciones con bebés

Vacaciones con bebés: todo lo que necesitas saber para disfrutar a tope de la experiencia

Las primeras vacaciones con bebés son siempre emocionantes, pero hay que saber prepararse bien o pueden convertirse en una locura.

Cuando viajas con bebés hay que tener muchas cosas en cuenta donde os vais a alojar, que medio de transporte vais a elegir o que organización vais a llevar.

Hoy te contamos todo lo que necesitas saber para qué tus vacaciones con bebés y niños pequeños sean maravillosas.

Hora de elegir destino: ¿Cuál es el ideal para ir de vacaciones con bebés?


El destino, una de las primeras incógnitas que nos encontramos cuando decidimos irnos de vacaciones con bebés. ¿Playa o montaña? Las dos son buenas opciones y mientras el bebé esté bien equipado y no le falte de nada podrás ir con él a cualquier parte.

De vacaciones con bebés a la playa

Si sois una familia muy mediterránea y escogéis la playa, apunta los siguientes consejos que te serán útiles durante tus vacaciones con bebés.

Protege bien al niño del sol

No es recomendable que los niños menores de 6 meses estén expuestos al sol directamente, por lo que será necesario que le pongas protector solar, gafas de sol y preferiblemente una camiseta con protección solar para que se pueda bañar en el agua sin riesgos.

No frecuentar la playa de 12.00 a 16.00

Esta franja horaria del día es muy calurosa y el sol es mucho más agresivo, por ello es mejor que durante esas horas hagáis otro tipo de actividad.
Además. Los bebés comen antes y necesitan descansar, por lo cual, podrás aprovechar esta franja horaria para que el niño coma y pueda echarse la siesta.

Refréscalo con frecuencia

Los niños pequeños no regulan la temperatura correctamente, por lo que puede darle un golpe de calor si no lo resguardas bajo una sombrilla y le vas refrescando e hidratando.

Hidrata al bebé

Los bebés y niños pequeños son más vulnerables a la deshidratación que los adultos. En verano, con el calor, los niños sudan mucho y pierden líquidos.
Tener siempre a mano una botella de agua y ofrecerle cada rato para que pueda ir recuperando líquidos.

De vacaciones con bebés a la montaña

Si eres un amante de la montaña y quieres que tu hijo pueda disfrutar de ella tanto como tú, te dejamos unos consejos a tener en cuenta para que disfrutéis al máximo de la naturaleza.

Elige rutas fáciles y cortas

Ir con bebés o niños pequeños a la montaña es muy divertido, pero si son bebés vas a tener que cargar con ellos durante toda la ruta y si son niños pequeños se van a cansar con facilidad, por ello, estudia bien las rutas que vayáis a realizar y asegúrate de que sean cortas y seguras para tus hijos.

La protección solar también en la montaña

Aunque en zonas montañosas no hace tanto calor como puede hacer en la playa, el sol sigue actuando y, por lo tanto, hay que proteger al bebé bien, unas gafas de sol homologadas y crema solar serán imprescindibles vayas dónde vayas.

Mochila de porteo

Para hacer cualquier tipo de ruta por la montaña necesitarás una mochila de porteo para llevar al bebé, ya que el carrito no podrás llevarlo por según que rutas.
Para que la ruta no sea pesada ni para ti ni para el bebé, lo ideal es poder parar cada hora y media, descansar un poco, darle un biberón si tiene hambre y así poder cambiarlo de posición.

Mantén hidratado al bebé

Como ya hemos comentado, la hidratación del bebé es superimportante, por ello llevar un biberón con agua o leche para ir reponiendo líquidos será esencial.
Además, si la ruta es larga y vais a pasar mucho tiempo fuera, lleva comida necesaria para el bebé.

Cambiador portátil

Vas a tener que cambiar a tu peque durante la ruta, por eso, te recomendamos que lleves un cambiador portátil para que sea más cómodo tanto para ti como para el bebé poder cambiarle los pañales.

¿Hotel o apartamento? ¿Qué es mejor para el bebé?


Otra gran pregunta que se hacen los papás y mamás a la hora de escoger el destino de vacaciones con bebés, es el alojamiento, ¿Cuál es mejor? Te contamos todo lo que debes saber.

Ventajas e inconvenientes de alojarse en un hotel con tu bebé

Dormir en un hotel

Una de las grandes ventajas que ofrecen los hoteles cuando vas con bebés, es que la mayoría tiene cuna y puedes utilizarla sin cargo.
Además, suelen alojar a las familias con bebés en habitaciones con más espacios para que puedan estar más cómodas.
Aun así, el hotel no puede asegurar una estancia tranquila, ya que el resto de huéspedes pueden ser ruidosos, llegar a altas horas de la noche y despertar al bebé o que haya otras familias con bebés que también hagan ruido.

Comer en un hotel

Si tu bebé toma el pecho, cualquier lugar es bueno para que coma, si, por el contrario, le das el biberón, podrás calentarlo en la cafetería del hotel sin problema.
Si el niño ha comenzado con la alimentación complementaria tendrás que ver el menú que ofrece el hotel y adaptarte a lo que tengan.

Ventajas e inconvenientes de alojarse en un apartamento con tu bebé

Dormir en un apartamento

Un apartamento te dará la intimidad que necesitas y estos suelen ser mucho más espaciosos que una habitación del hotel.
Este, por el contrario, no suele ofrecer cunas a menos que busques uno especialmente equipado.
Otro de los beneficios de los apartamentos frente a los hoteles es que a menos que tengas unos vecinos muy ruidosos, los ruidos no serán un problema porque tendrás todo un apartamento para ti y tu familia.

Comer en tu apartamento

A la hora de comer tendrás también más facilidades porque dispondrás de una cocina para poder preparar lo que quieras, solo tendrás que preocuparte de tener un supermercado cerca y comprar lo que necesites.

¿Cuál es el medio de transporte recomendado para ir de vacaciones con bebés?


Los padres disfrutan mucho de las vacaciones con bebés pero los trayectos pueden ser difíciles si no estás bien preparado.

Viajar en avión con un bebé

La idea de coger un avión con bebés o niños pequeños puede echarnos para atrás, ¿Cómo lo voy a entretener?, ¿Y si llora mucho?, muchas preguntas de este tipo pasan por tu mente.
Coger un avión para viajar tiene la gran ventaja de que podrás hacer trayectos largos de una forma muy rápida, así que si quieres ahorra tiempo viajando en avión, apúntate estos consejos para no morir en el intento.

Cuidado en el despegue y el aterrizaje

En estos momentos del vuelo, la presión cambia rápidamente y esto puede causar que se le taponen los oídos al bebé resultándole incómodo.
Para que se le destaponen los oídos puedes ofrecerle algo para succionar como un chupete, darle el pecho o un biberón.

Ropa de abrigo

En los aviones la temperatura suele ser baja y los bebés no regulan bien su temperatura por lo que para evitar que tenga frío, lleva ropa de abrigo o una manta.

Mantenlo atado el mayor tiempo posible

Durante el vuelo no es obligatorio llevar el cinturón puesto y muchas veces si tienes al niño en brazos querrás llevarlo sin atar para que esté más cómodo y puedas ir cambiándolo de posición.
Esto no es malo, pero puede ser peligroso, ya que si ocurre una turbulencia inesperada y el niño está suelto puede caerse de tus brazos o golpearse con algo.

Que no te falte la comida y bebida

Si el bebé tiene hambre o sed, llorará. Para evitarlo y no gastarte mucho dinero dentro del avión, será mejor que lleves una botella de agua o un biberón y comida para poder darle durante el vuelo.

Toallitas y Pañales

Los baños de los aviones están preparados para poder cambiar a un bebé, pero recuerda llevar toallitas y pañales para cambiarlo.

Entretenimiento en el avión

Si el viaje es muy largo, te aconsejamos llevarte algún juguete o libro para poder entretener al niño durante el trayecto.

Viajar en coche con un bebé

Viajar en coche con un bebé es mucho más sencillo, sobre todo en viajes cortos, nos referimos a cortos cuando se tratan de viajes que no duren más de 2 horas.
Aun así también tenemos que tener cosas en cuenta, y te las vamos a contar.

Sillita adaptada

Para que el bebé pueda ir cómodo y sobre todo seguro en el coche hay que escoger una sillita adaptada a su edad y peso.
Además, recuerda que la sillita tiene que ir a contramarcha en la parte trasera.

Lleva juguetes para entretenerlo

Los viajes en coche si son largos pueden ser tediosos para el bebé si no tiene nada con lo que entretenerse, hay muchos tipos de juguetes para entretener a los niños en el coche sin que los padres tengan que estar pendientes del niño.
Aun así, uno de los padres, puede ponerse en la parte trasera con el niño para jugar con él o darle de comer.

entretenimiento para las vacaciones con bebés
Ver en Tienda

Paradas cada 2 horas

Los niños se cansan de tener la misma posición constantemente y necesitan ir al baño como cualquier adulto, parar cada hora y media o dos horas será ideal para que el niño pueda mover el cuerpo, comer algo más tranquilamente y podrás aprovechar esas paradas para cambiarle el pañal.

Viaja en horas clave

Viajar muy pronto por la mañana o durante las últimas horas de la tarde es lo mejor para los niños, hace menos calor, hay menos tráfico y a esas horas es más fácil que el niño se duerma durante el trayecto.

Viajar en tren con un bebé

El tren es el medio de transporte más cómodo tanto para el bebé como para los padres, esto es porque los asientos son más amplios y puedes moverte sin riesgos con el bebé o los niños por los vagones.

Lleva algo para abrigar el bebé

Los trenes suelen tener el aire acondicionado puesto, ya sea invierno o verano, por lo que hace una temperatura baja y probablemente tu hijo tenga frío. Lo mejor es poder llevar una sudadera o una mantita para taparlo.

Comida y bebida

Como en el resto de medios de transporte, la comida y bebida son esenciales para que el niño pueda disfrutar del trayecto.

Paseos por los vagones

Si tu hijo se aburre y quiere moverse un poco, podéis dar paseos por los vagones o ir a la cafetería, déjalo que se mueva por el tren, no hay peligro de turbulencias.

Imprescindibles de la maleta para ir de vacaciones con bebés


1. Botiquín y neceser

Un botiquín de emergencia es imprescindible para viajar con bebés, puedes llevar algún termómetro para medir la temperatura, tiritas, gasas… Además, en el neceser podrás incluir su jabón, alguna colonia sin alcohol y un peine.

2. Gafas de Sol

Las vacaciones de verano bien sean en playa, montaña o ciudad siempre van acompañadas del sol, por ello, es necesario llevar unas gafas de sol que protejan la vista de los más pequeños.

3. Cuna de viaje

Una cuna de viaje será lo más cómodo para que el bebé pueda descansar tranquilamente sin apenas darse cuenta de que está fuera de casa. La cuna Renolux será perfecta si te vas a quedar en un apartamento o en un hotel, donde tendrás espacio de sobra para poder ponerla.

4. Vaggaro

Esta estructura será muy útil si eres más aventurero y vas a algún camping o con una autocaravana, podrás convertirla en cualquier momento en una trona para comer, en una cuna para descansar o en una hamaca.

Vaggaro cuna portatil
Ver en Tienda

5. Mochila portabebés

Para no estar constantemente con el carro para arriba, carro para abajo, lo mejor será llevar una mochila portabebés para cuando vayáis a dar paseos o conocer la ciudad.

Bañadores

Vayas a playa o a montaña, seguro que te bañas en un lago o en la orilla del mar. Un bañador para el bebé será necesario para estos días de calor. Los bañadores de Ki ET LA tienen protección factor 50+ que protege la piel tan delicada de los bebés.

bañador para vacaciones con bebés
Ver en Tienda

6. Cambiador portátil

En la mayoría de sitios puedes encontrar en los baños un cambiador, pero dependiendo de cuál sea tu plan será mucho más cómodo llevarlo y poder cambiar a tu bebé cuando quieras.

Consejos finales para tener unas vacaciones con bebés memorables


Ve a su ritmo

Viajar con bebés significa un ritmo de viaje distinto al que estás habituado, ya que la prioridad es tu hijo y sus necesidades.
Los bebés necesitan atención, descansar con más frecuencia y llevan un ritmo mucho más lento. Prepárate para descubrir una nueva perspectiva de los lugares que visites.

Disfruta de los pequeños momentos

Las vacaciones con bebés son la oportunidad perfecta para disfrutar viendo como disfrutan ellos, verás como se emocionan por visitar nuevos sitios y descubrir cosas nuevas. Esa ilusión en los ojos de tu bebé no se te olvidará.

Busca también tu momento para relajarte

Aprovecha las siestas de tu bebé para poder relajarte y descansar, túrnate con el papá o la mamá para dar algún que otro paseo en soledad si lo necesitas.

Localiza el centro de salud u hospital más cercano

Si fuera necesario acudir a un centro médico es preferible que lo tengas localizado, antes de salir de viaje te aconsejamos que veas a que distancia está tu punto de alojamiento de un centro sanitario. En caso de emergencia, agradecerás tener esa información, ya que agilizará todo.

Evita las horas de más sol

Durante las horas altas de sol, evita que el bebé esté expuesto al sol, los niños pequeños tienen una piel muy sensible y se pueden quemar.
Además, estas horas también son las más calurosas y le puede dar un golpe de calor a tu bebé.

Conclusión

Viajar con bebés y niños es muy divertido, vives las cosas con otra perspectiva y disfrutas de como comienzan a descubrir el mundo.
Aun así hay que estar preparado para cualquier imprevisto y tener en cuenta varios factores a la hora de escoger destino, alojamiento, etc.

¿Estás preparada para tus próximas vacaciones con tu bebé?

Si nos hemos dejado algún consejo más, coméntalo y lo compartiremos con nuestra comunidad.

Compártelo com tus amigos
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Pinterest

1 comentario en “Vacaciones con bebés: todo lo que necesitas saber para disfrutar a tope de la experiencia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Resolver : *
26 ⁄ 13 =


Ir arriba